Campos de cactus

La importancia del uso de la tecnología para transformar la educación en el IEIPE en los tiempos de pandemia

Angélica Ma. Guadalupe Espinosa Cervantes

Instituto Estatal de Investigación y Posgrado en Educación

aespinosa@ieipe.edu.mx

 

En la actualidad las tecnologías en el contexto de la pandemia COVID-19 tomaron relevancia al ser, en muchos casos, el único vínculo de los alumnos con las escuelas, haciendo un traslado de manera presencial a procesos de enseñanza al ámbito virtual. Al margen del enorme esfuerzo de muchos docentes, han quedado de manifiesto deficiencias crónicas del sistema educativo, entre ellas la baja competencia digital y, sobre todo, el aumento de la desigualdad en el acceso. Todo ello implica la necesidad de cambios en el sistema educativo en el tema digital dentro de las instituciones, con el cual se habla de una oportunidad más para el rediseño radical de la enseñanza y la reinvención de la carrera docente que incorpore el desarrollo de la competencia digital dentro de las instituciones.

Tal es el caso del Instituto Estatal de Investigación y Posgrado en Educación (IEIPE), que es una Institución formadora y que dio continuidad al trabajo académico durante la contingencia sanitaria, ya que el modo de trabajo con los alumnos era 100% presencial, no se contaba con plataformas, ni con los equipos necesarios para cambiar de un día para otro de manera virtual, por lo que se hizo importante analizar el acompañamiento que de los alumnos y docentes de nivel posgrado  durante el confinamiento,  para identificar retos y áreas de oportunidad que permitieran fomentar prácticas académicas virtuales que atendieran de manera pertinente las necesidades de la diversidad estudiantil, y en este sentido, diseñar e implementar acciones estratégicas que ayudarán a fortalecer las competencias genéricas y profesionales de los estudiantes del IEIPE.

Ante la pandemia COVID – 19  todas las instituciones educativas  enfrentan  diferentes retos y desafíos viéndose  obligadas a generar nuevas estrategias de intervención que les permitan superar las dificultades y/o rezago, en vías de vislumbrar nuevos horizontes para transitar a otros escenarios  favorables y congruentes; la función docente, con su amplio espectro de actividades y relaciones, debe prepararse para su incorporación a las transformaciones en las formas de abordar el conocimiento; es decir, promover una actitud que permita propiciar una formación para toda la vida, de forma paralela a la capacidad de aprender a aprender, circunstancias vinculadas a la innovación en los modelos educativos. Así mismo, fomentar la cooperación, apoyo, trabajo en equipo que exija brindar un ma­yor número de oportunidades para la construcción de nuevos saberes a pesar y con el confinamiento, donde es importante mencionar que la participación del apoyo de los padres de familia y sociedad han sido puntos medulares para el logro de los objetivos académicos.

Por lo que el uso de  la tecnología  e internet mediante redes sociales, conferencias virtuales, mensajes de texto, entre otros,  se ha constituido como una herramienta importante para fortalecer el proceso de enseñanza aprendizaje, en virtud de que el actual  modelo educativos concibe que debe transformarse la relación docente – alumno para potenciar las habilidades y competencias de este último, sin embargo tal como menciona Barrón (2020) se debe considerar que  solo el 60% en nuestro país carece de computadora y no tiene acceso a internet…además se carece  de un proyecto de educación nacional de largo alcance (p.68).

Así el IEIPE que es un organismo de la secretaria de Educación de Gobierno del Estado, tiene como misión contribuir a la profesionalización de los docentes, actualmente oferta la Maestría en Prácticas Pedagógicas en Contextos Diversos, quien busca las mejores estrategias para contribuir al cuidado de la salud y la manera de continuar con las actividades académicas y administrativas, poniendo en marcha todos los medios de comunicación a su alcance. Por lo que este trabajo es parte importante de una investigación realizada en el instituto, durante el confinamiento, que ayudo a ver la importancia del uso de la tecnología, para transformar la educación en este tiempo de pandemia, recogiendo información de alumnos, docentes, en relación con los cambios educativos que se enfrentaron a esta pandemia, la cual obligo a las escuelas a cerrar sus puertas, hecho histórico que unió de alguna manera a todo el mundo, por lo que la UNESCO (2020), estimaba que en abril 2020 el cierre de escuelas afectaría a más del 91% de la población estudiantil en el mundo (Briones, 2020, p 68) y a la fecha no se vislumbra la apertura inmediata.

Por tal motivo el instituto como eje formador,  da continuidad al trabajo académico durante la contingencia sanitaria, por lo que es importante analizar el acompañamiento que realizan los alumnos y docentes de nivel posgrado  durante el confinamiento,  para identificar retos y áreas de oportunidad que permitan fomentar prácticas académicas virtuales  que atiendan de manera pertinente las necesidades de la diversidad estudiantil, y en este sentido, diseñar e implementar acciones estratégicas que coadyuven a fortalecer las competencias genéricas y profesionales de los estudiantes del IEIPE.

Para llevar a cabo la investigación mencionada, se atendieron tres criterios:  ser docente adscrito al Instituto y estar frente a grupo durante el ciclo escolar 2019-2020; ser alumno del IEIPE y estar impartiendo clase en Educación Básica. Analizando así la población existente del instituto, todo ello se desarrolló en tres fases: la Indagación de la población docente adscrito al Instituto y que estuviera frente a grupo, el diseño de instrumentos y estrategias para el acercamiento y la aplicación del cuestionario para el análisis de los cambios educativos debido a la pandemia COVID-19 de los maestrantes con sus alumnos, el cuestionario de los maestrantes hacia las sesiones-clase impartidas por los docentes y el de los docentes del instituto hacia sus sesiones-clase con sus alumnos, posterior a ello se realizó la sistematización y análisis de la información recabada.

De los instrumentos aplicados se observó  que  los docentes-alumnos, mantuvieron comunicación con sus estudiantes mediante mensajes de texto y el menor porcentaje en youtube, pero independientemente en gene se puede ver claramente el uso de las redes sociales, cuadernillos y la comunicación con los padres de familia; al respecto ANUIES (2020) menciona que el actor clave de este proceso de adecuación académica es el docente, por lo que es indispensable establecer los mecanismos idóneos de comunicación para operar con éxito los cambios necesarios, además de que  debe considerar que hay estudiantes que por su condición socioeconómica carecen de equipo de cómputo o conexión a Internet, lo que no debe ser obstáculo, por lo que es un reto a la  creatividad, ya que profesores y alumnos en esta condición deben esforzarse para continuar con su aprendizaje y atender los procesos de evaluación.

Por su parte, la UNESCO (2020) recomienda optar por el uso de soluciones de alta o débil tecnología en función de la energía y el tipo de acceso a Internet con los que cuenten los estudiantes, así como del nivel de competencias digitales que tengan estos y los docentes, así mismo se observó el impacto que el docente esperaba frente a la reacción de los alumnos, en el cambio inmediato de la forma de trabajar, dando como resultado un impacto positivo, sin embargo según ANUIES (2020), con base en las estimaciones de las autoridades de salud sobre la crisis sanitaria, se informó sobre la posibilidad de que no se pudiera regresar a las aulas pronto, por lo que esto obligó a diseñar, un programa de acción para atender la emergencia que reduzca el impacto negativo sobre los estudiantes.

Para UNESCO (2020) existe una  desafección importante, ya que el  contenido de los cursos que se ofertaron no fueron diseñados para una educación a distancia, sino que intenta amortiguar la ausencia de clases presenciales con clases virtuales sin mayor preparación previa; además se debe considerar que las  expectativas de los estudiantes y es necesario señar que la educación a distancia requiere de mayor disciplina y compromiso por parte del estudiante, lo que quizás explique que ésta tenga más éxito entre de mayor edad, esto es, los de posgrado, frente a los de pregrado. La experiencia presencial es particularmente importante para estudiantes vulnerables que frecuentemente han tenido menos oportunidades de interacción que les permite fortalecer sus habilidades sociales, por lo que, si el cierre es prolongado, se hubieran vistos perjudicados que otros estudiantes, por lo que puedo terminar en abandono, tal como lo mencionan Ferreyra, Avitabile, Botero Álvarez, Haimovich Paz, & Urzúa, (2017) en UNESCO (2020), mencionan que  en promedio las personas entre 25 y 29 años que estaban matriculadas no completaron sus estudios, ya sea por abandono o porque aún continúan estudiando. De los que abandonan, la mitad lo hace en el primer año de su carrera.

Además, con el aislamiento se producen efectos en términos de equilibrio socioemocional que dejan huella, un estudio realizado en educación superior en Estados Unidos reveló que haber experimentado ansiedad y depresión como resultado de la crisis UNESCO (2020) En lo que respecta al acceso a las TIC, según la Base de datos de la Unión de Telecomunicaciones en UNESCO (2020), dice que el porcentaje de hogares con conexión a internet  es bajo en  África y en América Latina y el Caribe, apenas alcanza el 17% y el 45% respectivamente. En el caso de América Latina y el Caribe esto es tanto como decir que solo uno de cada dos hogares está conectado, por lo que el desarrollo de las actividades se enfoca a las necesidades de cada estudiante según su contexto, mediante el uso del cuadernillo de trabajo que plantea actividades sencillas a los que los alumnos están acostumbrados a trabajar y con un calendario con indicaciones simples para orientar el apoyo de padres de familia; también se menciona que se tuvo que ampliar  el horario de atención y necesidad del apoyo recibido por “papelerías”, donde dejaban sus impresiones para el trabajo en casa.

 

Las estrategias implementadas por los docentes favorecieron los aprendizajes de los alumnos, más sin embargo los docentes tuvieron que dar atención personalizada a sus estudiantes según sus necesidades, siendo una de sus herramientas principales los cuadernillos de trabajo que favoreció el desarrollo de actividades complementarias para consolidar aprendizajes , sobre todo en alumnos que no cuentan con internet y de los pocos que pueden ver el contenido educativo que imparte la SEP mediante los canales de televisión.

La UNESCO (2020), comenta al respecto que la realidad, exige esfuerzos de creatividad e innovación, pero también la capacidad de realizar una planificación educativa sensible a la crisis, se debe ver optimistamente como una oportunidades de recrear la educación al valorar los aprendizajes estimulados por la convivencia en la familia, el manejo adecuado de las emociones, el aprovechamiento de los recursos limitados, la empatía con otros; por lo que esto hace que los países tengan que desarrollar nuevas maneras de cumplir y cubrir las necesidades educativas de todos los estudiantes que permanecen en casa; no será fácil recuperar a estudiantes en situación de vulnerabilidad, por lo que ahora debemos pensar no solo en una educación escolarizada, donde las pruebas estandarizadas nos reiteran que  hemos fallado en la intención de educar y el bajo logro de los graduandos en áreas de matemática y lenguaje.

Con lo anterior podemos observar que para apoyar a que los alumnos aprendan, en estos tiempo, es necesario motivar y asesorar, ya que es fundamental para el apoyo del aprendizaje, a lo que la OCDE (2018), señala que la escasa motivación de un estudiante por lograr resultados indica que el alumno no está de acuerdo en ser el mejor en cualquier cosa que haga, se requiere compromiso y entusiasmo, por lo que se debe mantener la motivación y el aprendizaje más destacado implementando estrategias digitales, por lo que la UNESCO (2020), menciona que las  lecciones extraídas de la crisis del COVID-19 pueden contribuir a reinventar y reforzar los sistemas educativos.

Los gobiernos deben hacer un balance sobre las respuestas innovadoras proporcionadas durante la crisis y  a la vez que reconocer que se debe planear  y pensar en los más vulnerables; las instituciones educativas, deben estar listas para acoger a los estudiantes de la mejor manera, de manera flexible, aceptando el nivel educativo en el que se encuentren; declaró Rukmini Banerji, presidenta de Pratham en UNESCO (2020), que los niños deben ingresar en un entorno acogedor y amistoso que reconozca la pérdida de aprendizaje y sus necesidades socioeconómicas, y que despliegue esfuerzos para ayudarlos a reponerse, se debe enseñar lo mejor posible creando oportunidades de aprendizaje y agregando la tutoría en pequeños grupos para nivelarse.

Por ultimo podemos decir que  existe la preocupación por el uso de las TIC, pero es interesante que los docentes estén conscientes de la importancia de la investigación, tal como lo señala la SEP (2012) en una de las competencias profesionales del futuro docente de educación, que refiere la importancia de utilizar recursos de la investigación educativa para enriquecer la práctica docente, expresando su interés por la ciencia y la propia investigación, de tal forma que, aplique resultados de investigación para profundizar en el conocimiento de sus alumnos e intervenir en sus procesos de desarrollo; así mismo transmitirlo a los estudiantes.

Con lo anterior nos damos cuenta que los sistemas educativos se deben de abrir a nuevas ideas: de la homogeneidad y la rigidez a la diferencia y el cambio; de la escuela sobrecargada a una nueva concepción del aprendizaje,  abrir a nuevas formas de concebir la enseñanza y a la investigación entendida como intervención integral, sistemática y basada en evidencias, pero también, y sobre todo, innovar y deberán constituirse como procesos naturales en la construcción de los distintos escenarios (Castañeda, Salinas y Adell, 2020).

Estamos ante una oportunidad para el rediseño radical de la enseñanza y la reinvención de la carrera docente: Quienes se harán cargo de nuestra sociedad están entrando ya en la educación infantil; los nuevos docentes provienen ya de generaciones digitales. Superar una enseñanza preferentemente transmisiva requiere, tanto la transformación de un profesorado que tendrá que incorporar competencia digital docente, motivación y creatividad; como proyectos educativos colectivos innovadores que avancen hacia nuevas formas de enseñar, aprender, evaluar y vivir la educación.

Este nuevo escenario nos coloca ante situaciones de la práctica docente que no se habían visualizado al 100%, porque solo en algunas Instituciones se ofertaba la educación en línea, pero en lo general no estábamos preparados, esto hace que sea de suma importancia  analizar y reflexionar y cuestionarnos sobre  las estrategias, innovaciones, aprendizajes, necesidades, oportunidades, fortalezas, equipamiento, capacitaciones, evaluaciones, aprendizajes, entre otras,  para implementar lo mejor en esta  una “nueva normalidad”,  por lo en primer lugar se requiere con urgencia  hacer políticas públicas  y acciones necesarias que permita acoplarnos a una condición especial para fortalecer la escuela y el papel de los padres de familia; al respecto uno de los retos  es determinar cómo en el hogar se pueden complementar la enseñanza en el aula proporcionada por los maestros, donde no siempre se encontró apoyo de parte de las familias; al respecto, Jane Courtney, especialista de educación del UNICEF (2020) en Jordania menciona que  los países deben aceptar que reconstruir mejor significa trabajar con los padres, por lo que hay que ayudar a los padres a creer en sus propias capacidades y reconocer el valor que tiene su aporte en la educación de sus hijos y a su vez los sistemas de educación deben apoyarse para ayudar a las escuelas a no limitarse a los sitios de enseñanza y convertirse en espacios de colaboración abiertos a las comunidades y las familias.

Otro reto es el acceso a medios electrónicos de comunicación, no todos cuentan con computadora e internet, ni con la capacitación adecuada, por lo que esta  situación exige repensar la educación con flexibilidad, donde la prioridad son los estudiantes y el lograr que aprendan con acompañamiento y auto aprendan; se debe solucionar la problemática, por lo que hay que pensar críticamente, tomar decisiones que convienen individual y colectivamente y ya no con la finalidad de evaluar para asignar una nota. Hoy es momento de romper con todos los paradigmas y buscar  nuevas formas de  oportunidades de aprendizaje y valorar el que se obtiene a través de la experiencia y la adaptación a una situación crítica.

 

Referencias 

ANUIES  (17 de abril de 2020) Sugerencias para mantener los servicios educativos curriculares durante la etapa de emergencia sanitaria provocada por el COVID-19 http://www.anuies.mx/media/docs/avisos/pdf/200417111353Sugerencias+para+mantener+los+servicios+educativos.pdf

Miranda (noviembre, 2019) Nueva Escuela Mexicana y Principios Pedagógicos https://profelandia.com/nueva-escuela-mexicana-y-principios-pedagogicos/

Santizo (2014). ¿Qué problemas enfrentan los maestros, los estudiantes y las autoridades por el confinamiento sanitario? COMIE  http://www.comie.org.mx/v5/sitio/2020/05/14/foro-virtual-de-analisis-la-educacion-basica-y-los-desafios-impuestos-por-el-covid-19-y-el-confinamiento-sanitario/

OCDE (2019). El trabajo de la OCDE sobre educación y competencias https://www.oecd.org/education/El-trabajo-de-la-ocde-sobre-educacion-y-competencias.pdf

UNAM (25 de mayo de 2020) Educación y pandemia, una visión académica. https://www.iisue.unam.mx/investigacion/textos/educacion_pandemia.pdf

UNESCO (1 de abril de 2020). Propuesta de la UNESCO para garantizar la educación online durante la pandemia  https://www.educaweb.com/noticia/2020/04/01/propuestas-unesco-garantizar-educacion-online-pandemia-19132/

UNESCO (6 de abril de 2020) COVID-19 y educación superior: De los efectos inmediatos al día después. Análisis de impactos, respuestas políticas y recomendaciones

http://www.iesalc.unesco.org/wp-content/uploads/2020/04/COVID-19-060420-ES-2.pdf

UNESCO (20 de abril de 2020) Pensando educación virtual: impacto del COVID-19 en la educación en Colombia, la región y el mundo  https://www.iesalc.unesco.org/2020/04/20/webinar-pensando-educacion-virtual-impacto-del-covid-19-en-la-educacion-en-colombia-la-region-y-el-mundo/

UNESCO (12 de mayo de 2020). Educación en crisis, desafíos del camino a seguir. https://es.unesco.org/news/educacion-crisis-desafios-del-camino-seguir

UNESCO (10 de abril de 2020) Exámenes y evaluaciones durante la crisis del COVID-19: prioridad a la equidad. https://es.unesco.org/news/examenes-y-evaluaciones-durante-crisis-del-covid-19-prioridad-equidad

UNESCO (2 de junio de 2020)  El aprendizaje por conducto de la radio y la televisión en tiempos de COVID-19 https://es.unesco.org/news/aprendizaje-conducto-radio-y-television-tiempos-del-covid-19