FORTALECIMIENTO DE LA ENSEÑANZA APRENDIZAJE A TRAVÉS DE LAS CIENCIAS INTERDISCIPLINARIAS

 

TEACHING LEARNING STRENGTHENING BY MEANS OF THE INTERDISCIPLINARY SCIENCES

 

Antonio de Jesús Lara del Rio

mga.antonio.lara@gmail.com

Universidad Del Valle De México/ Universidad Autónoma De San Luis Potosí

 

 

Resumen

En la actualidad, los procesos educativos requieren cada vez más de herramientas sistemáticas que garanticen el correcto aprendizaje de los alumnos. La exigencia que las actuales generaciones demandan en el contexto educativo ha incrementado notablemente. Se requieren cada vez más instrumentos y estrategias que faciliten el aprendizaje. Por lo tanto, la preocupación de los sistemas educativos por abordar el problema es claro. Los sistemas educativos actuales demandan cambios y mejoras, mismas que solo  podrán ser alcanzadas involucrando a los alumnos en un sistema de aprendizaje novedoso, mejorando sus potencialidades el cual a manera de reto debe trascender más allá de las aulas, permitiendo resolver situaciones cotidianas; en otras palabras, se trata de lograr que los estudiantes sean capaces de auto dirigir su aprendizaje y transferirlo a otros ámbitos de su vida con una perspectiva sólida.

 

Abstract

Nowadays the educational process increasingly requires systematic tools that guarantee the students’ proper learning. The demands of the present generations in the educational context have increased significantly. More and more instruments and strategies that facilitate learning are required. Therefore, the concern of education systems to address the problem is clear. Current educational systems demand changes and improvements, which can only be achieved by involving students in a new learning system, improving their potentialities, which as a challenge must transcend beyond the classroom, allowing to solve everyday situations; In other words, it is about getting students to be able to self-direct their learning and transfer it to other areas of their life with a solid perspective.

 

Interdisciplina en el proceso de enseñanza aprendizaje y su relación con la construcción del conocimiento

La construcción del conocimiento se ha convertido en un tema coyuntural en la actualidad, porque se trata de llegar a través de la educación a que el ser humano consiga integrar el saber conocer, saber hacer, saber ser y el saber convivir; es decir, lograr lo óptimo del conocimiento y que este le sirva en todos los ámbitos en los cuales se tiene que desenvolver y contribuir a la sociedad crítica y creativamente (Moreno, 2012). Por lo anterior se podría decir que el tema de la construcción del conocimiento es un aspecto complejo y diverso que se podría abarcar desde diversos ámbitos: biológico, psicológico, pedagógico y educativo, o en el mejor de los casos integrativo. En ciencia, la interdisciplinariedad se presenta como aspectos específicos donde las ciencias interaccionan, siendo capaces de incorporar resultados de varias disciplinas, a partir de esquemas conceptuales de análisis (Tamayo Mayo, 1995).

      En este sentido la educación tradicional es separatista no integrativa, y dista de abordar de manera interdisciplinaria sus contenidos. La mayoría de los conceptos aprendidos durante la formación educativa suelen ser separados en un contexto individualista para cada asignatura dejando de lado las importantes convergencias que cada una de ellas posee. Las disciplinas se diferencian grandemente, según su grado de aplicabilidad, a campos profesionales concretos. Según ellos, se les apellida puras o aplicadas. Pero, en realidad, todas las disciplinas son puras desde el punto de vista epistemológico y todas son ciencias (Tamayo Mayo, 1995). Basados en lo anterior el conocimiento se ha construido bajo esta separación; y tal vez durante mucho tiempo este sistema fue funcional, sin embargo, en la actualidad el proceso de pensamiento ha evolucionado de una forma lineal a una estructura en red, lo que lo vuelve aún más complejo.

     Por lo tanto, el establecimiento de relaciones interdisciplinarias en los sistemas educativos constituye un imperativo actual derivado del desarrollo científico. Las instituciones educativas requieren fomentar el incremento de actividades metodológicas, diseños curriculares y acciones didácticas que tengan este enfoque, de manera que se forme a los estudiantes en correspondencia con la época en que viven.

     La interdisciplinariedad en lo académico, es un proceso basado en la correlación entre diversas disciplinas que mantienen su independencia, pero se vinculan en las proyecciones para el logro de objetivos docentes y educativos priorizados. Por lo  tanto, vincularlo al proceso de enseñanza requiere de “relaciones diplomáticas entre disciplinas y grupos de especialidades diversos”(Llano Arana et al., 2016). De esta forma los docentes requieren de formación interdisciplinaria para poder generar este tipo de educación. La pregunta que surge es ¿Cómo fomentar el desarrollo del pensamiento interdisciplinario desde un enfoque educativo?, la respuesta no es sencilla,  pero si conlleva una reestructuración en los sistemas educativos pasando de lo cognitivo a lo integral, generando así,  un conocimiento holístico del todos somos uno.

 

Interdisciplina educativa aplicada

En la última década se habla constantemente de la sociedad del saber y de lo importante que es el aprendizaje significativo, para lograr en los estudiantes futuros ciudadanos activos que construyan una nueva sociedad, por lo tanto, se requiere el uso de estrategias que permitan lograr lo anterior volviendo a la interdisciplina en una herramienta aplicable a los procesos educativos (“La interdisciplina en la docencia”, 2007).

     El enfoque de las asignaturas en los contextos educativos es la generación de competencias a partir de la resolución de problemas; mismos que son creados de manera hipotética, poco  realista y cimentados en una asignatura específica. De tal forma que si es matemáticas, el enfoque será numerológico, si es biología, el aspecto será organicista, si son ciencias sociales, el enfoque será antropológico.  Derivado de lo anterior, sucesivamente se está bombardeando la idea de que no existe relación alguna entre cada una de ellas.  Ante el escenario planteado, el estudiante tendrá dificultades de integración o asimilación del conocimiento, ya que para él no existe conexión entre ellas. Sin embargo, si el enfoque se logra dirigir centrado en analizar a través de un proceso cognitivo y metacognitivo, de forma crítica la relevancia de la interdisciplina como una habilidad de aprendizaje autorregulado el escenario será distinto. Por ejemplo “el origen de una epidemia no solo se centra en su agente causal, sino que es dependiente del medio donde se desarrolla es decir que se requiere del conocimiento de la historia, la geografía, la economía y la estadística para entender o justificar su presencia, la epidemia no solo causa enfermedad a la población, sino que impacta en aspectos emocionales por lo tanto involucra aspectos psicológicos que no pueden ser omitidos”.

     Si se presenta un problema de asignatura con una visión interdisciplinaria entonces hablamos de verdadera construcción de conocimiento metodológico y no de un rompecabezas de saberes que tienen que ser ensamblado. La mejor forma de crear la interdisciplina es rompiendo al pensamiento lineal en el que todo es consecutivo, se requiere entonces imaginar el saber en forma de una red compleja con infinitas posibilidades. Por ejemplo, una clase típica de química, está construida por un temario que será seguido de manera lineal en la que el alumno recibirá la información y el profesor la emitirá en un bucle infinito.  Pero, qué pasa si en lugar de esto, retamos a la mente de un estudiante, lo volvemos artista o filósofo, lo invitamos a proyectar lo que realmente ya conoce de su rompecabezas y darle orden. Esto lo podríamos lograr por ejemplo a través de la mayéutica de filosofía  teocrática. Invitando al alumno a descubrir de manera conceptual lo que ya conoce.

 

Cierre

Más allá de la relación entre un enfoque profundo del aprendizaje y los componentes de la metacognición que la interdisciplina puede generar, es importante señalar, que mientras más integral sea la construcción del conocimiento, mayor evidencia de desarrollo de habilidades observaremos, para que los estudiantes tengan éxito, necesitan entender de manera interdisciplinaria su propio conocimiento.

 

Referencias:

La interdisciplina en la docencia. (2007). Recuperado el 30 de septiembre de 2019, de https://journals.openedition.org/polis/4586

Llano Arana, L., Gutiérrez Escobar, M., Stable Rodríguez, A., Núñez Martínez, M., Masó Rivero, R., & Rojas Rivero, B. (2016). La interdisciplinariedad: Una necesidad contemporánea para favorecer el proceso de enseñanza aprendizaje. MediSur, 14(3), 320–327.

Moreno, C. (2012). La construcción del conocimiento: Un nuevo enfoque de la educación actual. Sophia, Colección de Filosofía de la Educación, 13.

Tamayo M. (1995). La interdisciplinariedad. Recuperado de https://books.google.com.mx/books/about/La_interdisciplinariedad.html?id=yDYKjwEACAAJ&redir_esc=y

Instituto Estatal de Investigación y Posgrado en Educación